comer sano en la oficina

Ideas para comer sano en la oficina

A veces, se puede querer una alimentación más sana, pero trabajar en una oficina puede hacerlo difícil. Esto es porque cerca del trabajo no suelen haber muchas opciones saludables. No obstante, incluso sin muchos sitios donde comprar comida, hay otras alternativas para no caer en malos hábitos alimenticios y estas son algunas ideas para comer sano en la oficina, que serán útiles.

Comer snacks saludables

A media mañana es normal sentir hambre y la comida que está cerca de uno no suele ser la más sana. Por ejemplo: dulces de las máquinas expendedoras. Para evitar caer en el deseo de elegir estos snacks es mejor llevar al trabajo comida más sana, por ejemplo: frutos secos. Pero estos no son la única opción, también se pueden elegir:

  • Frutas, existe una amplia variedad así que no necesariamente se puede llevar la misma cada día.
  • Si en el trabajo hay nevera, se puede guardar en ella yogurt natural sin azúcar.
  • Una ensalada de verduras también puede ser un snack saludable que saciará el hambre.

Beber suficiente agua cada día

Beber agua en cantidad necesaria ayudará a reducir la ansiedad de comer. Este no es el único beneficio, sino que también una buena hidratación mejora la concentración, por lo que se puede rendir mejor en el trabajo.

Llevar comida hecha en casa

Esta es una de las mejores ideas para comer sano en la oficina, ya que de esa manera se puede programar un menú equilibrado libre de grasas, bajo en azúcar y sal. Esta idea no solo es útil para la hora de la comida, sino también para preparar snacks saludables.

Lo mejor será tener programado un menú semanal que permita tener variedad. Incluso en un solo día se puede preparar más de un plato y guardarlo en la nevera hasta que toque llevarlo al trabajo.

Planificar las compras del supermercado

Muchas veces se puede desistir de comer sano por no tener en la despensa o en la nevera todo lo necesario para cocinar. Es por lo que los nutricionistas recomiendan que cuando se vaya al supermercado, al menos una vez a la semana, no se olvide comprar alimentos como:

  • Verduras.
  • Legumbres.
  • Carnes, preferentemente pescado o pollo.
  • Huevos.
  • Cereales, como arroz, pasta, pan, etc.
  • Aceite de oliva.
  • Frutas.
  • Lácteos.
  • Algunas conservas también pueden ser útiles si no hay tiempo de hacer mercado después, ya que duran más tiempo.

Algunos platos fáciles de preparar y llevar a la oficina

Estas son algunas opciones fáciles de preparar que se pueden llevar a la oficina y seguir teniendo una dieta sana.

  • Ensalada de atún con judía y huevo cocido.
  • Lentejas con verduras y huevo cocido.
  • Ensalada con patata, huevo cocido, atún, tomate, cebolletas, aceitunas.

Deja un comentario